inferno è aqui

El bien y el mal
Lo bello y lo feo
La verdad y la mentira
El filo de las cosas, el límite.

Lo tecnológico y lo primitivo
Tratamiento de imágenes, símbolo en iconos preexistentes.

La explicación de los hechos
La claridad

Son fotos y dibujos para ser mostrados en los medios-
absurdo,

Las imágenes y los sentimientos son
los mismos en cualquier lugar del mundo

Las máquinas no.

 

Construir un discurso a partir del uso de recursos y lenguajes como son un texto poético e imágenes fotográficas es una práctica común en una sociedad con un alto desarrollo de las sistemas comunicacionales. Convencionalmente estos recursos aparecen subordinados entre sí; imágenes destinadas a ilustrar ideas y conceptos contenidos en un discurso textual; o texto destinado a explicar o articular un discurso contenido en una o varias imágenes.

Sin embargo esta convención es baladí en el caso de los lenguajes y la práctica artística.

O inferno è aquí, es una propuesta que funciona como una superestructura que genera vinculaciones entre los contenidos allí expresados: las imágenes digitales, el tema poético y la forma de estructurar ambos elementos a través del recurso mediático.

Las imágenes, son elementos fundamentales del medio internético, el dispositivo es, en principio, un mecanismo que permite al observador acceder a estructuras de textos e imágenes generadas en el monitor de una computadora. Este hecho conlleva una necesidad, la sucesión y superposición de las imágenes y textos que aparecen y desaparecen detrás de otras en la pantalla.

Realizando una transposición, un libro también es un dispositivo que permite observar textos e imágenes mediante un mecanismo de pantallas (que serían las páginas). Sin embargo, estas similitudes obvias no son suficientes para establecer que ambos dispositivos no son más que diferentes estadios tecnológicos de un mismo proceso. Es imposible negar que el uso de la tecnología informática facilita recrear procedimientos con resultados diversos a los que los medios convencionales permiten.

 

Es en la fragmentareidad, la no linealidad y el sistema de opuestos, del medio donde se haya la clave. La obra establece la forma binaria en su estructura (texto-imagen) generando un sistema de oposiciones que opera obligando al espectador a privilegiar un elemento por sobre los otros. El tema poético recurre nuevamente a esta estructura de contraposición de valores antagónicos, se repite el sistema binario. Mientras simultáneamente los contenidos discursivos remiten, reiteradamente a un conjunto de valores que se asocian con el medio donde es presentada la obra; las imágenes mostradas se convierten en espejo de los contenidos expresados por la obra y en metáfora del medio.

Dicho de otro modo, la obra recrea desde adentro (su estructura y su naturaleza como objeto virtual) los contenidos presentes en el discurso que articula sobre sí misma como parte de la cultura cibernética.

Alvaro Molina, octubre 1.999.