• LA TAREA PENDIENTE DE ESCRIBIR LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO DE FORMA COLECTIVA,   
  • UN PROYECTO COLABORATIVO PARA TODOS LOS ESTUDIOSOS, ESPECIALISTAS Y ARTISTAS VENEZOLANOS,   
  • TODA LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO EN UN PORTAL AL ESTILO DE LA WIKIPEDIA.   

Abreu, Mario

De WIKIHISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO
Saltar a: navegación, buscar

LogoFaltanArchivosMediawiki.png Este artículo o sección necesita completarse con fotos de las obras, foto personal del artista y otra información de interés.


Mario Abreu
Nombre completo Mario Abreu
Nacimiento 22 de agosto de 1919, Turmero, Edo. Aragua - Venezuela
Fallecimiento 20 de febrero de 1993, Caracas - Venezuela
Nacionalidad Venezolono
Área Pintor
Firma


Cargando mapa...

Contenido

Vida y obra

Pintor. Hijo de Ramón Pérez Guerrero y Georgina Abreu. En su infancia conoció los ritos de la santería. Al respecto, Abreu señaló años después: "mi madre era una mujer pobre que tenía que trabajar en el campo y me entregó a los Borges […]. Me crió esa familia negra y allí aprendí todos los ritos mágicos, brujería negra que es la que yo aplico en mis obras, en mis objetos mágicos, en mi santería" (Herrera, 1990). En 1928 trabajó como dependiente en una bodega y comenzó a dibujar copiando caricaturas de Leo (Leoncio Martínez) publicadas en la revista Fantoches. Posteriormente pintó paisajes y flores con creyones y acuarelas. En 1930 se traslada a Caracas, se establece en el barrio de Monte Piedad y trabaja como mandadero. En 1933 regresa a Turmero y hasta los 16 años atiende una bodega. En 1938 se residencia en Los Flores de Catia (Caracas) y trabaja como repartidor en bicicleta, y en 1940, siendo pulidor de vidrios en la casa Benzo, especializada en marquetería, entra en contacto con artistas. Esto lo estimula a seguir estudios primarios, mientras asiste a cursos nocturnos en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas. En 1942 participa en el III Salón Oficial con tres obras: Naturaleza muerta (óleo), Flores (acuarela) y Avenida Los Totumos (dibujo). Ese año obtiene una beca de 100 bolívares mensuales que le permite seguir cursos diurnos en la Escuela. Entre sus maestros estaban Marcos Castillo, Antonio Edmundo Monsanto, Juan Vicente Fabbiani, Rafael Ramón González y César Prieto, y, entre sus compañeros, Carlos Cruz-Diez, Pascual Navarro, Carlos González Bogen, Mateo Manaure y Alejandro Otero. En 1944 participa en el V Salón Oficial con dos óleos llamados Árboles. Su estilo de esos años se orientó hacia el cubismo y la síntesis formal de espacios y figuras. En 1947 culmina sus estudios en la Escuela; para esta fecha pinta su famoso Autorretrato (colección Martín Pérez Abreu).

En 1948 participa en la creación del Taller Libre de Arte y conoce al escritor cubano Alejo Carpentier, quien poseía La silla de Wifredo Lam, obra que transformará su propuesta plástica. Desde este momento ahondará en una búsqueda hacia el realismo mágico e integrará a su iconografía elementos como medias lunas, caras, máscaras o púas. Este año participa en el IX Salón Oficial con Flores, Bodegón y Calle; en la edición de 1949 con los óleos Autorretrato y Naturaleza muerta, y en la de 1950 con los óleos Arlequín, La floresta y El bosque; el pastel La dama del loro, y el dibujo Radiografía. Durante estos años figuro en las exposiciones "Pintores jóvenes del Taller Libre", realizadas en varios liceos de Caracas. En las obras de ese período se observa el uso de colores fuertes y cálidos, trazos violentos y una búsqueda temática con elementos propios de la idiosincrasia local. Hacia los años cincuenta practica una mayor definición estilística al abordar temas relacionados con tradiciones y elementos de la naturaleza. En este período surgen los gallos y las floras. En 1951 realiza su primera individual en el MBA, cuando exhibe 41 obras, entre las que destacan El gallo (colección GAN), Gallo azul, Los 4 pies, El arlequín y Soles y vegetales. Abreu participa en el Salón de la Joven Pintura (Liceo Andrés Bello, Caracas, 1951), en la "Muestra de pintura de hoy" (Taller Libre de Arte, Caracas) y en la "Muestra de pintura joven de Venezuela" (Escuela Federal Rafael Acevedo, Petare, Edo. Miranda). Este mismo año, con El gallo recibe un accésit al Premio Oficial de Pintura y el Premio Federico Brandt en el XII Salón Oficial. Asimismo obtiene el Premio Andrés Pérez Mujica del IX Salón Arturo Michelena con Sol y vegetales y el tercer premio para pintura en el IV Salón Planchart también con El gallo. Sus óleos Los gallos negros y Diablo vegetal son aceptados en el XIII Salón Oficial y su obra es incluida en la "Exposición de las nuevas generaciones de pintores venezolanos" en el Taller Libre de Arte (Caracas, 1952).

Por su accésit al Premio Nacional, la Gobernación de Aragua y la Dirección de Cultura del ME le otorgan una beca que le permite viajar en abril de 1952 a París, donde permanecerá por 10 años con la ayuda económica de su hermano Martín Pérez Abreu. Su estadía en Francia origina un rompimiento brusco con su lenguaje plástico y su incursión en las formas tardías del surrealismo. "Comienza a crear una iconografía extraña, donde lo vegetal, lo animal, lo humano y aun lo abstracto configuran un todo animado por una misma fuerza orgánica, como si en cada cosa, cada objeto, cada color y cada forma, surgiera una magia viva, una conciencia capaz de envolver y dar significado al universo" (Chacón, 1993). En 1953 obtiene el Premio Antonio Edmundo Monsanto en el XI Salón Arturo Michelena; participa en "Pintura venezolana" (MOMA) y en el VI Salón Planchart con Capataz verde. En 1954, con Paisajes de los Andes, figura en "Painters of Venezuela" (Unión Panamericana, Washington) y participa en el Salón de Mayo en París. En 1955, con La natividad, forma parte de la representación venezolana en la III Bienal Internacional de São Paulo. Ese mismo año figura en la "Exposición internacional de pintura" (Ateneo de Valencia, Edo. Carabobo), en el XIII Salón Arturo Michelena y en el XVI Salón Oficial. En 1956 envía al XIV Salón Arturo Michelena, desde Francia, Capataz nocturno, Pájaros vegetales, Gestación y Pájaros. En 1958, con La estrella de Belén, participa en el XIX Salón Oficial. Desde este año, como afirma Francisco Da Antonio, "había añadido a sus anteriores experiencias del collage elementos de mayor densidad que el papel o la tela, abordando en tal forma el relieve pictórico. De aquí derivan —en base a una gruesa pasta de consistencia mineral— aquellos secos rectángulos que dejan en el observador desprevenido una sensación de inclemencia geológica" (1982). En 1959, con el Sol petrificado y Pájaro lunar, participa en el XX Salón Oficial. Al año siguiente inicia su serie de objetos mágicos, llamada inicialmente santerías; para la elaboración de estas obras el artista empleó elementos de uso cotidiano (botellas, velas, caracoles, espejos, juegos de cubiertos, muñecos o materiales de desecho) que ensambló en cajas de madera o refresco. En esta serie, cada objeto forma parte de un sistema orgánico en el que adquiere un valor casi ritual; de hecho, sus ensamblajes expresan un significado enmarcado en lo mágico-religioso. Según Elsa Flores, el origen de estas obras puede ubicarse en los sincréticos altares de la religiosidad popular. En 1961, Abreu expone El ojo de Dios en una colectiva en la Galería Valerie Schmidt (París). Alfredo Chacón acotó: "estos objetos son la primera transformación verdaderamente enriquecedora de los postulados expresivos del pop-art y la solución más consistente al problema, ineludible cuando se ocupa en el mundo el puesto que nosotros ocupamos, de hacer valer a la altura del desarrollo de las artes plásticas, las estructuras de significación, las visiones del mundo de las cuales somos verdaderamente gestores" (1965).

En 1962, Abreu regresa a Caracas y con otros artistas representa a Venezuela en la XXXI Bienal de Venecia. En 1963 presenta una exposición individual en el MBA, con pinturas realizadas en París y retrabajadas en su taller de Caracas. "Pese a su uniformidad la pintura de Abreu no es siempre idéntica a sí misma, va generando de sí nuevas apariencias y casi podría decirse que con su movimiento abarca todas las secuencias de la evolución de tales apariencias. Es como si la esencia de su pintura fuese el concepto de la mutabilidad llevado hasta los extremos más radicales, pero también los más evanescentes" (Da Antonio, 1963). También en este año participa en "Homenaje a Caracas: pintura venezolana" (Concejo Municipal del Distrito Federal, Caracas); el XXIV Salón Oficial con La natividad, La estrella de Belén y Cauda de la flora (colección GAN) y en el XXI Salón Arturo Michelena con Danza vegetal, llamada posteriormente Selva amazónica (colección GAN). En 1964 envía El toro constelado (colección MACMMA) al XXII Salón Arturo Michelena. Ese año obtiene el Premio Antonio Esteban Frías en el XXV Salón Oficial con Tres diablos y participa en "El Taller 1948: exposición retrospectiva", organizada por Francisco Da Antonio en la Sociedad Maraury (Petare, Edo. Miranda). En 1965 expone 30 objetos mágicos en el MBA, entre ellos: Mampulorio, El hijo de Mandrake (colección MBA), Senos prohibidos y Recuerdo de Hiroshima (colección GAN). Ese año envía El santuario de los caracoles y Los caracoles encantados al XXIII Salón Arturo Michelena, y los óleos Insecto, Los ojos de las caracolas y Girasoles al XXVI Salón Oficial. En 1966 exhibe, en la Sociedad Maraury (Petare, Edo. Miranda), 18 obras sobre papel, entre ellas, Odalisca desnuda y El extraño; y envía Yo Mario, el saltaplanetas (colección GAN) y Fuera de la cápsula al XXVII Salón Oficial. Para este año introduce una variación en sus objetos mágicos: al cambiar las cajas por discos pintados de blanco. Esta serie de objetos fue llamada Lunas. Ese año viaja a Colombia, donde exhibe 27 objetos mágicos en el Museo de Arte Moderno (Bogotá), y posteriormente en el Museo de Arte Moderno La Tertulia (Cali, Colombia). También exhibe obras en la III Bienal Americana de Arte (Córdoba, Argentina), el I Salón del INH, "El objeto en la plástica venezolana" (Ateneo de Caracas) y "Persistencia de la imagen" (Galería XX2, Caracas). En 1967 la revista Imagen publica en una separata el ensayo monográfico "Mario Abreu" de Francisco Da Antonio. Este mismo año, con Ventanas al infinito (colección GAN), La piedad custodiada por los arcángeles (colección MBA) y La aparición del ángel crucificado recibe por segunda vez el accésit al Premio Nacional de Artes Plásticas y es seleccionado, junto a Carlos Cruz-Diez y Harry Abend, para representar a Venezuela en la IX Bienal de São Paulo, donde presenta 10 objetos mágicos. Este mismo año viaja por Brasil, Chile, Argentina y Uruguay; regresa a Venezuela en 1968 y participa en diversas exposiciones: "10 pintores venezolanos de la nueva figuración" (Sala Mendoza), el XXIX Salón Oficial y "Pintura y grabado hoy en Venezuela" (Biblioteca Luis Ángel Arango, Bogotá).

En 1969, con el Peso de la corona y Cuerpo giratorio, participa en el XXX Salón Oficial. En 1971 expone individualmente en la Galería La Otra Banda (Mérida) y en la Galería Inciba (Caracas). En 1972 expone una serie de obras sobre papel en la Sala de Lectura de la Plaza Bolívar y al año siguiente participa en el salón "Las artes plásticas en Venezuela" (MBA) con la serie Grafismos, espejos y plumas de piache, que exhibe nuevamente en 1974 en "Arte venezolano" (Paseo Colón, Lima). En 1975 su obra es incluida en "Dibujos-grabados" (Galería Punto, Barcelona, Edo. Anzoátegui) y en "Pintores venezolanos" (Instituto Zuliano de Cultura Andrés Eloy Blanco, Maracaibo). En 1976 recibe el Premio Nacional de Artes Plásticas. A mediados de ese año trabaja una serie de pasteles en los que crea figuras de gran colorido y vigor. En 1977, Francisco Da Antonio organiza en la Galería Ángel Boscán la primera muestra retrospectiva de Abreu con 56 obras fechadas entre 1947 y 1977. Abreu participa en "Artistas venezolanos con el pueblo uruguayo" (Galería Durban, Caracas) y "Exposición inaugural" (Galería Municipal de Arte, Puerto La Cruz); en 1978 en "El arte iberoamericano de hoy" (MBA) y la "Exposición homenaje a Rafael Rosales" (Galería Municipal de Arte, Puerto La Cruz). En 1979 participa con Gallo en "El arte figurativo en América Latina" (MBA) y al año siguiente en "El mundo de lo sobrenatural" (Concejo Municipal del Distrito Federal, Caracas), "Nueve premios nacionales", "El dibujo como expresión" y "Siete pintores en homenaje a Gustavo Machado", organizadas por la Galería Durban (Caracas). Igualmente realiza una exposición individual en esta misma galería, donde exhibe pasteles que son vistos por la crítica de la siguiente manera: "Abreu inventó un vocabulario (el de los objetos mágicos) para luego abandonarlo, sin llegar a aprovechar los alcances del hallazgo. El mutismo que sigue a esa etapa es de una meditación sin conclusiones, lo necesario para dejar que un lenguaje se debilite hasta desaparecer. Apenas si la pintura posterior registra elementos aislados, pequeños relieves, es una tentativa sin búsqueda definida" (Guevara, 1980). Este mismo año, con Leroy Clarke, María Luisa Pacheco y Fernando de Szyszlo expone "Mareas y duendes" en The Sings Gallery de Nueva York. Por otra parte, junto a Oswaldo Vigas y Manuel Quintana Castillo figura en la "Chicago International Art Exposition". Abreu participa en "Proposición 20" (GAN) y, en 1983, forma parte de la II Bienal de Artes Visuales (MACC).

A partir de 1985 su tendencia pictórica comienza a transformarse, explorando el universo de lo onírico y el uso de tonalidades pasteles y aterciopeladas para lograr el efecto de ensoñación, sin apartarse del icono femenino, constante en su evolución plástica. En la Galería G (Caracas) exhibe "Las puertas del reino": "sólo pureza del cuerpo o fiesta salvaje; sólo una plácida entrega de la imagen […] cualquiera sea el tema central de esta exposición y de cada cuadro, la muestra adquiere su coherencia en un particular ritmo visual […]. Todas las piezas respiran, cantan sinuosamente, porque su estructura repite una ceñida geometría ovalada" (Balza, 1985). Ese año, la AVAP le otorga el Premio Armando Reverón. En 1988 forma parte de "Lo mágico, lo religioso", itinerante por Argentina, Uruguay y Brasil, organizada por la GAN y el MRE. En 1990 participa en "Ensamblajes" (Galería Propuesta Tres), el X Salón Municipal de Pintura y la "Segunda experiencia de arte efímero", organizados por la Galería Municipal de Arte (Maracay), la cual realiza también la "Exposición antológica de Mario Abreu", donde se exhiben 38 pinturas y 18 objetos mágicos. En 1991 participa como invitado especial en el salón del reciclaje "Los alquimistas del desecho" (Gobernación del Distrito Federal, Caracas). En 1992 sus obras Selva amazónica y El gallo son expuestas en "Voces de ultramar: arte en América Latina y Canarias, 1910-1960", organizada por el Centro Atlántico de Arte Moderno (Las Palmas de Gran Canaria, España) y la Casa de América (Madeira, Portugal). Este mismo año su ensamblaje Rastros indígenas es seleccionado para formar parte de "Arte venezolano contemporáneo" en el Pabellón de las Artes en la Feria Internacional de Sevilla. En febrero de 1993, el artista fallece de una afección crónica. En mayo, el Museo de Arte de Maracay adquiere el nombre de Mario Abreu. En 1994, con curaduría de Francisco Da Antonio, el Museo Arturo Michelena (Caracas) exhibe 20 dibujos inéditos (pasteles, grafito, carboncillo, tinta china y lápices de colores) del período 1947-1987 y el MACMMA inaugura la retrospectiva "Homenaje al gran mago". En 1998 fue designado representante post mortem de Venezuela en la XXIV Bienal de São Paulo. La GAN posee una importante selección de obras de Abreu que incluye pinturas como Cauda de la flora (óleo sobre tela, 1956) y objetos mágicos no fechados como Extractor de conciencia, Tótem crucificado o La eterna bondad del subconciente.

Obras de Abreu, Mario

Exposiciones individuales

  • 1951 MBA
  • 1963 MBA
  • 1965 "Objetos mágicos", MBA / "Objetos mágicos", Ateneo de Valencia, Edo. Carabobo
  • 1966 Sociedad Maraury, Petare, Edo. Miranda / Museo de Arte Moderno, Bogotá / Museo de Arte Moderno La Tertulia, Cali, Colombia
  • 1970 Galería de Artes Visuales, Maracay
  • 1971 Galería Inciba, Caracas / "Primera exposición de dibujos, 1952-1962", Galería La Otra Banda, Mérida
  • 1972 Sala de Exposiciones, Plaza Bolívar, Caracas
  • 1973 Galería Universitaria Rafael Monasterios, Barquisimeto
  • 1975 Galería Durban, Caracas
  • 1976 Galería Durban, Caracas / LUZ
  • 1977 "Muestra retrospectiva de Mario Abreu", Galería Ángel Boscán / "Grafismos, espejos y plumas de piache", Galería del Conac / "Grafismos, espejos y plumas de piache", Paseo Colón, Lima
  • 1980 "El mundo mágico de Mario Abreu", Galería Durban, Caracas
  • 1985 "Las puertas del reino", Galería G, Caracas
  • 1990 "Exposición antológica de Mario Abreu", Galería Municipal de Arte, Maracay

Exposiciones póstumas

  • 1994 "Mario Abreu, ceremoniales: dibujos. Selección retrospectiva 1947-1987", Museo Arturo Michelena, Caracas / Galería Díaz Mancini, Caracas / "Homenaje al gran mago", MACMMA
  • 1996 Museo de Barquisimeto
  • 2001 "La corte femenina. Mario Abreu", Centro Cultural Provincial, Caracas

Premios

  • 1951 Accésit al Premio Oficial de Pintura, XII Salón Oficial / Premio Federico Brandt, XII Salón Oficial / Premio Andrés Pérez Mujica, IX Salón Arturo Michelena / Tercer premio de pintura, IV Salón Planchart
  • 1953 Premio Antonio Edmundo Monsanto, XI Salón Arturo Michelena
  • 1964 Premio Antonio Esteban Frías, XXV Salón Oficial
  • 1967 Accésit al Premio Nacional de Pintura, XXVIII Salón Oficial
  • 1975 Premio Nacional de Artes Plásticas, Caracas
  • 1985 Premio Armando Reverón, AVAP

Colecciones

Ateneo de Valencia, Edo. Carabobo / GAN / MACCSI / MACMMA / Mamja / MBA / MRE / Museo de Anzoátegui, Barcelona, Edo. Anzoátegui / Museo de Arte Moderno La Tertulia, Cali, Colombia / Museo de Arte Moderno, Bogotá / Museo Soto

Fuentes

  • Balza, José. Mario Abreu: el fiero (y dulce) instinto terrestre (catálogo de exposición). Caracas: Galería G, 1985.
  • Cinap, A 2.
  • Chacón, Alfredo. "La verdadera magia de Mario Abreu". En: Cal, 45. Caracas, 1965.
  • Chacón, Katherine. "Semblanza del artista". En: Imagen Latinoamericana. Caracas, abril de 1993, pp. 43-44.
  • Da Antonio, Francisco. Mario Abreu (catálogo de exposición). Caracas: MBA, 1963.
  • Da Antonio, Francisco. Textos sobre arte (Venezuela 1682-1982). Caracas: Monte Ávila-GAN, 1982.
  • Guevara, Roberto. "Artes plásticas: la fatiga de los brujos". En: El Nacional. Caracas, 21 de octubre de 1980.
  • Herrera, Luisa. "El gusanito de la pintura se me pegó con Fantoches". En: Suplemento Cultural de El Siglo. Maracay, 2 de diciembre de 1990.

Créditos

Comentarios

<comments voting="Plus" />

Herramientas personales

Buscar en Google


Consultar el DRAE