• LA TAREA PENDIENTE DE ESCRIBIR LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO DE FORMA COLECTIVA,   
  • UN PROYECTO COLABORATIVO PARA TODOS LOS ESTUDIOSOS, ESPECIALISTAS Y ARTISTAS VENEZOLANOS,   
  • TODA LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO EN UN PORTAL AL ESTILO DE LA WIKIPEDIA.   

Manaure, Mateo

De WIKIHISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO
Saltar a: navegación, buscar
Mateo Manaure
Nombre completo Mateo Manaure
Nacimiento 18 de octubre de 1926, Uracoa, Edo. Monagas - Venezuela
Fallecimiento
Nacionalidad Venezolano
Área Pintor
Firma


Cargando mapa...


Biografía

Pintor. Inicia su formación artística en 1941 en el taller de Pedro Ángel González, de quien aprenderá técnicas gráficas y será asistente, y en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas, de la cual egresa en 1946. Desde sus primeros años de estudio participa en el Salón Oficial y en el Salón Arturo Michelena. En 1947 obtiene el Premio Nacional de Artes Plásticas con sus obras Bodegón, Desnudo y Paisaje, expone con Pascual Navarro en el MBA y viaja a París, donde realiza Escuchando al idiota (1949, colección GAN), libro de edición limitada de Oswaldo Trejo, un carboncillo y cinco litografías. Al año siguiente regresa a Caracas y junto con otros artistas funda el Taller Libre de Arte. Retorna a la capital francesa, forma parte del grupo Los Disidentes en 1950 y participa en el V Salon des Réalités Nouvelles. Nuevamente en Caracas funda junto a Carlos González Bogen, en 1952, la Galería Cuatro Muros, donde organizan la primera exposición internacional de arte abstracto en el país. Asimismo, participa en el proyecto de integración de las artes promovido por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva en la Ciudad Universitaria, las urbanizaciones 23 de Enero y Simón Rodríguez, el hall del Teatro París y la Maternidad Concepción Palacios (Caracas), entre otros espacios. Desde 1953 despliega un particular interés por el diseño gráfico, del cual llega a ser uno de los pioneros en nuestro país, interesándose por la diagramación e ilustración de revistas, afiches y libros, entre los cuales destacarán El tirano Aguirre (1979) de Vicente Gerbasi y Resguardo descampado (1979) de Alfredo Silva Estrada. En el campo de las artes gráficas incursiona con una nueva técnica litográfica conocida como impresos simultáneos (1976), que consiste en la aplicación de color al entintado de la prensa, permitiendo mantener la armonía en varios tonos. Manaure participa en la fundación del grupo Sardio, se dedica a la pintura y a la docencia, así como al periodismo de opinión en el diario El Nacional. En 1984 es designado presidente de la AVAP. A partir de esta década, experimenta en el campo del cine y realiza algunos cortometrajes, como Misterio de amor, Trans e Inocencia mortal.

En cuanto a su producción plástica, Manaure elabora una obra que evoluciona de manera alternativa entre la figuración y la abstracción. En sus inicios presenta motivos tradicionales propios a los primeros años de formación artística: desnudos, paisajes y naturalezas muertas, caracterizados por un fuerte carácter expresionista. Entre 1948 y 1952 se aprecia una etapa de estilo surrealista, señalada por el crítico Juan Calzadilla como "la transición del figurativismo de los años de Caracas a un mundo de formas inorgánicas, embrionarias, infusas en espacios ambiguos, en cuyas evoluciones se denuncia insistentemente un enigma erótico" (1967, p. 7). Entre 1952 y 1954 se da un proceso de ruptura hacia la abstracción geométrica, que lo llevará a la realización de murales en arquitecturas con las ideas integracionistas de la época. La madurez que logra el artista en esta tendencia se hace evidente en la muestra que presenta en 1956 en el MBA, calificada como una de las más significativas dentro de este movimiento en nuestro país. Sin embargo, en los últimos años de esta década, Manaure emprende una búsqueda que se acerca más a los impulsos internos y se aleja de las construcciones racionales teniendo como prioridad la exploración de la materia y el color, adentrándose así en los senderos de una abstracción lírica, influencia del movimiento expresionista que tuvo lugar por esos años en Caracas y que mostró un creciente interés por la materia pictórica en un orden no racional. Esta subjetivación en el lenguaje condujo al artista a una nueva búsqueda. En 1962 retorna a la figuración, ejecutando paisajes imaginarios, visiones de cerros y ranchos de atmósferas nocturnas y misteriosas, realizados con gran economía de medios y en formatos pequeños. En 1965 desarrolla una etapa de tono fantástico y surrealista. Su búsqueda en el arte de los objetos y ensamblaje de los mismos lo acercan al mundo mágico de Mario Abreu. En este mismo discurso de imágenes disociadas, recurre a la técnica del collage combinando pinturas y fotografías. Bajo el título de Pinturas sobremontaje logra efectos visuales al contraponer ambas técnicas en un mismo espacio para crear combinaciones oníricas. En 1967 inicia la serie titulada Los suelos de mi tierra, en la cual explora el espacio bidimensional creando planos imaginarios y atmósferas enrarecidas. La desaparición de formas y figuras señalan una depuración del lenguaje que da paso a un paisaje de instrospección psíquica.

Tras haber alcanzado esta síntesis en el lenguaje pictórico, retoma la abstracción geométrica ahora con un sentido constructivista. Hacia 1970 realiza sus Cuvisiones, en las que la figura del cubo se convierte en eje del discurso y donde la línea, el color y la forma se combinan para crear construcciones de índole racional y matemático, generando efectos retinales en la percepción del espectador. Los contrastes entre forma y espacio crean un dinamismo que lo vinculan con el arte óptico. Alfredo Boulton señaló que "esta etapa es el paso precedente para el empleo de su nueva forma lineal. El cubo de las Cuvisiones busca su estructura física y se vuelve un objeto de madera, el que a su vez […] se vuelve pantalla, taco, muro, separación de luz, y al mismo tiempo, y es ésta acaso su mayor importancia, se vuelve prisma que recoge en su espacio de vidrio todo el ambiente cromático y de formas que lo rodean y de pronto entra a vibrar como un nuevo organismo que cobra presencia humana" (1969, p. 4). Por esta misma vía de la abstracción, Manaure desarrolla una nueva propuesta que en 1977 presenta bajo el título de Columnas policromadas, composiciones escultóricas de carácter serial y programado, basadas en elementos repetitivos, como la línea y el color dispuestos a manera de franjas que abarcan casi la totalidad del plano, creando así un ritmo de armonías cromáticas y lineales que propicia efectos cinéticos. Una de estas obras, de 20 m y 5 murales, se encuentra actualmente en la Plaza La Concordia de Caracas. Sin embargo, en su intento por encontrar un lenguaje que exprese las fuentes de nuestra identidad, Manaure retoma nuevamente la figuración en 1981, con Mirar a América, imágenes inspiradas en los dioses locales tomando como referencia las figuras prehispánicas de Barrancas del Orinoco mediante líneas, colores y formas primarias. Ese mismo año elabora Letanías para los tristes y pesimistas, de tono caricaturesco y fuerte crítica política y social. En 1989 recurre nuevamente a la técnica del collage construyendo fotomontajes, donde lo real y lo ilusorio develan los signos de nuestra contemporaneidad. Lo poético, lo sarcástico, lo erótico y lo místico denuncian los extravíos de una sociedad en descomposición. Este mismo año, realiza la serie Orinoquia como homenaje al pueblo de origen, un retorno a las atmósferas de color difusas que sugieren paisajes imaginarios en torno al río. En este mismo sentido y vinculado a su lugar de origen, Uracoa, Manaure profundiza en la temática de la identidad al buscar en los remotos orígenes de nuestras etnias un acercamiento a lo ancestral y lo autóctono. Tras largos años de vivencia a las orillas del río Uracoa y el delta del Orinoco, pinta en 1992 la serie Ofrenda a mi raza, en cuyas composiciones se delinea una figura esquematizada que evoca símbolos metamorfoseados de épocas remotas. En 1994 regresa a la abstracción geométrica desarrollando así una propuesta renovada y más amplia que expone en 1996 con el título de Saludo al tercer milenio, construcciones, cúpulas cromáticas y cubos que revelan un magistral dominio del espacio mediante la utilización de elementos geométricos, líneas y colores. La GAN posee en su colección obras de Manaure de sus distintos períodos: Retrato de la señora Palacios (1949), obras de la serie La selva (1967), Suelos de mi tierra (1967), Cuvisiones (1970) y Columna policromada (1976).

Obra

Pintura

Exposiciones individuales

  • 1948 Taller Libre de Arte, Caracas
  • 1950 Galería René Breteau, París
  • 1952 Galería Cuatro Muros, Caracas
  • 1954 "Collages", Galería Cuatro Vientos, Caracas
  • 1956 MBA
  • 1960 "Obras recientes", Sala Mendoza
  • 1962 Sala Mendoza
  • 1965 "Pinturas sobremontaje", Sala Mendoza
  • 1967 "Suelos de mi tierra", Sala Mendoza
  • 1969 "Cuvisiones", Sala Mendoza / "Cuvisiones", Sala de Exposiciones Cinema Dos, Caracas
  • 1971 "Cuvisiones. Suelos de mi tierra", Galería La Otra Banda, Mérida
  • 1973 Galería del Centro de Barcelona, Edo. Anzoátegui
  • 1977 "Columnas policromadas", MACC / "Columnas policromadas", Museo Municipal de Artes Gráficas Balmiro León Fernández, Alcaldía de Maracaibo
  • 1981 "Mirar América", Galería El Arca de Noé, Mérida / "Letanías para los tristes y pesimistas", Taller de Artes Visuales Mateo Manaure, Caracas / "Mirar América", Galería Cuatro Muros, Caracas / Taller de Artes Visuales Mateo Manaure, Caracas
  • 1982 Galería La Otra Banda, Mérida
  • 1987 "Caraqueños ilustres", Gobernación del Distrito Federal, Caracas
  • 1988 "Suelos de mi tierra", Galería Unión de Arte, Maracaibo
  • 1989 "Collages", Galería A, Caracas / "Orinoquia: obras recientes 1988-1989", Galería Arte Armitano, Caracas / Galería El Mundo del Arte, Maracaibo
  • 1992 "Ofrenda a mi raza", itinerante por la Casa de la Cultura, Montreal, Canadá; Washington; Instituto de Cultura Ítalo Latinoamericano, Roma; Espacio Cardin, París, y Caracas
  • 1994 "Reencuentro con el espacio geométrico", Galería Durban, Caracas
  • 1996 "Saludo al tercer milenio", Galería Muci, Caracas / Comandancia General de la Aviación, Caracas
  • 1997 "Disidencia: entre lo constructivo y lo figurativo", Escuela de Artes Plásticas Eloy Palacios, Maturín
  • 2000 "Columnas policromadas", Galería Muci, Caracas
  • 2002 "Mateo Manaure. El lenguaje de la modernidad", Sala Sidor

Premios

  • 1943 Premio especial para alumnos de la escuela de artes plásticas, IV Salón Oficial
  • 1945 Premio Club de Leones, III Salón Arturo Michelena
  • 1947 Premio Nacional de Artes Plásticas, VIII Salón Oficial / Premio José Loreto Arismendi, VIII Salón Oficial
  • 1950 Premio John Boulton, XI Salón Oficial
  • 1962 Premio Arístides Rojas, XXIII Salón Oficial
  • 1963 Premio Federico Brandt, XXIV Salón Oficial / Premio John Boulton, XXIV Salón Oficial
  • 1966 Primer Premio Marcos Castillo, I Salón Anual de Pintura Marcos Castillo, INH
  • 1967 Premio Galería Acquavella, XXVIII Salón Oficial
  • 1994 Premio Armando Reverón, AVAP

Colecciones

Aeropuerto Internacional Santiago Mariño, El Yaque, Edo. Nueva Esparta / Banco Mercantil, Caracas / Banco Regional de Fomento, San Cristóbal / CANTV / Colección Cisneros, Caracas / Fundación Noa Noa, Caracas / GAN / MACCSI / Mamja / Maraven, Caracas / Maternidad Concepción Palacios, Caracas / Museo de Anzoátegui, Barcelona, Edo. Anzoátegui / Residencia Presidencial La Casona, Caracas / Silsa, Caracas / Teatro París, Caracas / UCV / Villa Olímpica, San Cristóbal

Fuentes

  • Archivo MBA.
  • Boulton, Alfredo. Cuvisiones (catálogo de exposición). Caracas: Fundación Mendoza, 1969.
  • Calzadilla, Juan. Mateo Manaure. Caracas: Editorial Arte, 1967.
  • Cinap, M 8.
  • Rodríguez, Bélgica. La pintura abstracta en Venezuela 1945-1965. Caracas: Maraven, 1980.

Créditos

Comentarios

Herramientas personales

Buscar en Google


Consultar el DRAE