• LA TAREA PENDIENTE DE ESCRIBIR LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO DE FORMA COLECTIVA,   
  • UN PROYECTO COLABORATIVO PARA TODOS LOS ESTUDIOSOS, ESPECIALISTAS Y ARTISTAS VENEZOLANOS,   
  • TODA LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO EN UN PORTAL AL ESTILO DE LA WIKIPEDIA.   

Catlin, George

De WIKIHISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO
Saltar a: navegación, buscar

LogoFaltanArchivosMediawiki.png Este artículo o sección necesita completarse con fotos de las obras, foto personal del artista y otra información de interés.


George Catlin
Nombre completo George Catlin
Nacimiento 26 de julio de 1796, Wilkes-Barre, Pensilvania - Estados Unidos
Fallecimiento 23 de diciembre de 1872, Washington - Estados Unidos
Nacionalidad Estadounidense
Área Pintor
Firma


Cargando mapa...
Se detectó el siguiente error en la sintaxis empleada:
* Parámetro coordinates debe ser una o más ubicaciones válidas.

Vida y obra

Pintor. La madre de George Catlin, Polly Sutton, había sido capturada a los ocho años en el asalto del valle Wyoming en 1778. Este suceso y las visitas a la familia de soldados revolucionarios y exploradores, influenciaron la vida de Catlin. A los veintiún años inicia estudios de derecho en Litchfield (Connecticut, Estados Unidos), pero en 1823, luego de haber terminado y ejercido la carrera de leyes, resuelve abandonar la profesión para dedicarse al estudio del arte. Se traslada a Filadelfia (Pensilvania, Estados Unidos) e inicia su preparación estudiando las pinturas del Peale Museum y tomando clases con el retratista Thomas Sully. En un principio realiza obras en miniatura y luego retratos de gran formato. En 1826 fue elegido miembro de la Academy of Fine Arts (llamada más tarde National Academy). Para ese entonces ya había realizado retratos de importantes personajes de la política. Al ver una delegación de indios del oeste que pasaba por Filadelfia (Pensilvania, Estados Unidos) en su camino a Washington, sintió que su verdadera vocación estaba en preservar con sus pinturas y escritos los modos de vida de los indios norteamericanos. En 1826 realizó su primer retrato de un indio norteamericano, el de Red Jacket, de la tribu Seneca. Para iniciar sus viajes al oeste, pasó a San Luis en 1830. Entre 1832 y 1837 produjo "310 retratos en óleo de personajes en sus trajes típicos, con sus penachos de plumas; también 200 otras pinturas en óleo de vistas de sus villas, sus penachos, sus juegos, sus ceremonias religiosas, sus bailes, sus juegos de pelota, sus cacerías de búfalo y otras diversiones (conteniendo un total de más de tres mil personajes de cuerpo entero) y los paisajes del país donde vivían, así como una extensa y curiosa colección de sus ropajes" (Drennon Thomas, 1972a, p. 31). La obra de Catlin viene a ser un documento histórico único, muchas de las tribus que visitó desaparecieron y sólo se tiene conocimiento de su existencia a través de sus libros. Algunas de estas pinturas sirvieron para ilustrar las publicaciones de Catlin: "Notes of Eight Years Travel Amongst the North American Indians" publicado entre 1830 y 1839 en el Daily Commercial Advertiser de Nueva York; Letters and Notes on the Manners, Customs and Conditions of the North American Indians (Londres, 1841), ilustrado con 312 grabados de temas indígenas; Catlin's North American Indian Portfolio: Hunting, Rocky Mountains and Pariries of America (Londres, 1845), con 25 litografías a color; Catlin's Notes of Eight Years Travels and Residence in Europe (1848); Life Among the Indians (1867), y Last Rambles Amongst the Indians of the Rocky Mountains and the Andes (1867).

El 23 de septiembre de 1837, Catlin abrió en Nueva York su Galería India, integrada por las pinturas y los objetos que coleccionaba. Esta exposición recorrió otras ciudades norteamericanas. Catlin estaba interesado en que el gobierno adquiriera su Galería India y luchó por ello desde 1838 hasta su muerte; sin embargo, el Senado nunca aprobó la negociación y por esto Catlin resolvió llevarla a Europa. En 1840 fue expuesta en el Egyphtian Hall de Londres y cinco años más tarde en el Louvre (París). A pesar de haber tenido una buena acogida tanto del público como del mismo rey Luis Felipe de Francia, tampoco logró la venta de la Galería. A los 54 años, arruinado económicamente, sordo y con problemas familiares, proyectó recorrer Suramérica en busca de oro. Katherine Manthorne ha señalado que "si bien los mitos que se habían creado acerca de Latinoamérica despertaron el interés de los exploradores, a pesar del poco conocimiento que se tenía de esas tierras, también el territorio suramericano sirvió tal como lo había sido el oeste norteamericano. Catlin, por no cancelar las deudas que había contraído en Inglaterra, tuvo que abandonar este país y quedarse en Latinoamérica por cinco años hasta que la deuda expirara" (1989). En Europa estableció contacto con Alejandro de Humboldt y éste lo convenció de explorar América del Sur. Igualmente le informó sobre Robert Schomburgk y su exploración a la Guayana Inglesa. Finalmente le entregó una carta para Aimé Bonpland, quien se había residenciado en Uruguay.

En la primera expedición (1852-1855), Catlin salió del puerto de El Havre en ruta a La Habana y Caracas, para luego descender por el Orinoco y seguir a Demerara (Guayana Inglesa) y al Esequibo hasta llegar a las montañas Cristal de Brasil. Atravesó los Andes y llegó a Lima, de donde partió en barco hacia la Columbia Británica y al oeste de Estados Unidos. En 1855 fue a Matamoros y Yucatán prosiguiendo viaje a Europa. En el segundo viaje (1856-1857) salió de El Havre rumbo a Río de Janeiro y Buenos Aires. Estuvo en el Gran Chaco y la Pampa; navegó por el Paraguay, el Paraná y el Uruguay. En Uruguay se entrevistó con Bonpland. Continuó viaje por la boca del río Negro hasta Buenos Aires, recorrió la costa sur de Argentina, atravesó el estrecho de Magallanes y tomó rumbo al norte en busca de las formaciones geológicas de Venezuela. Pasó por Caracas, Maracaibo y Santa Marta (Colombia). De aquí partió hacia Bruselas para terminar los bosquejos elaborados durante la travesía. En 1870, Catlin regresó a Estados Unidos, y por invitación del Instituto Smithsoniano expuso sus obras y se le proporcionó un pequeño taller.

Phillip Drennon Thomas marca la diferencia entre las obras de Catlin de tema indígena norteamericano y las de los indios del sur. Señala que dada la desigualdad de condiciones climáticas de Suramérica, el artista no pudo emplear el lienzo y el papel marrón grisáceo como lo había utilizado en el norte; en su lugar se valdrá de un cartón duro que cambia el aspecto de su obra. El mismo autor, al hacer un análisis de la producción plástica suramericana de Catlin, observa que a pesar de que la obra retratística se corresponde con el estilo norteamericano utilizado a principios del siglo XIX, la proporción humana, la técnica y la composición no se ajustan a la enseñanza académica. Catlin logró en un alto grado la proporción del indio; en los paisajes demostró tener el conocimiento de una auténtica perspectiva; supo captar el movimiento en escenas llevadas al lienzo de memoria; fue acucioso en los detalles de paisajes, en la representación de animales y en las vestimentas de los indios, aun cuando en algunas obras terminadas en su taller de Bruselas, ciertos trajes y artefactos no se corresponden con la realidad. Especifica Drennon Thomas que la paleta de colores utilizada en estas obras sudamericanas fue limitada, reducida al amarillo ocre y a un amarillo brillante, a los marrones oscuros, al blanco plomo y a un rojo claro y dos brillantes, al azul cobalto y al índigo, y a algunos verdes empleados para representar las selvas. Todos estos colores fueron aplicados puros y sobre una capa de pintura fina y uniforme con la que preparaba previamente el cartón (1972a, p. 32). Katherine Manthorne hace notar la desigualdad entre Catlin y los demás pintores norteamericanos que visitaron América del Sur en cuanto a llevar un registro de dónde y los porqué de sus expediciones. Catlin fue una excepción, dice, ya que además de crear imágenes pictóricas produjo textos que contienen crónicas detalladas, aunque a veces contradictorias, de sus viajes al sur. Esto se debió a que Catlin estaba consciente de lo que la gente esperaba de los exploradores, de modo que acomodaba sus escritos para llenar esas expectativas. Así, en sus imágenes se dan como en un todo la mezcla de ciencia y romanticismo, realidad y ficción. Catlin, al comparar a los indios de Suramérica con los de Norteamérica, escribía: "son generalmente más pequeños en estatura, pero no necesariamente inferiores a ellos; tan parecidos en color y costumbres como para catalogarlos, sin ninguna duda, como parte de la gran familia americana" (Drennon Thomas, 1972b, p. 42). Hoy día las obras de Catlin se encuentran en la colección Paul Mellon de la Galería Nacional de Arte de Washington y en el Museo de Bellas Artes de Virginia (Richmond, Virginia, Estados Unidos). La producción de obras correspondientes al período suramericano, señala Clark Wissler, consta de 19 escenas de paisajes y de indios, y 49 de temas variados, retratos y escenas costumbristas, y las considera como "la parte más singular de la colección, algunos de ellos nunca publicados" (1912, p. 91). Refiriéndose a los indios, Catlin dijo: "he volado al rescate, no de sus vidas ni de sus razas, porque ellos están signados a desaparecer, pero sí fui en rescate de su aspecto y de sus costumbres hacia los cuales el mundo envió su veneno; sin embargo ellos podrían levantarse de la paleta del pintor y vivir nuevamente en las telas y mantenerse por siglos como un monumento viviente de una noble raza" (Drennon Thomas, 1972b, p. 43).

Exposiciones individuales

  • 1837 Catlin's Indian Gallery, Nueva York, Washington, Filadelfia (Pensilvania, Estados Unidos) y Boston (Massachusetts, Estados Unidos)
  • 1840 Egyphtian Hall, Londres
  • 1845 Museo del Louvre, París

Colecciones

Museo de Bellas Artes de Virginia, Richmond, Virginia, Estados Unidos / Galería Nacional de Arte, Washington

Fuentes

  • Daes de Ettedgui, Berenice. Pintores y dibujantes extranjeros en el siglo XIX venezolano. Nacionalidad, permanencia y producción (tesis inédita). Escuela de Artes, UCV, 1987.
  • Drennon Thomas, Phillip. "A Catlin Portfolio from South America". En: Natural History Magazine. Nueva York: American Museum of Natural History, diciembre de 1972 (a).
  • Drennon Thomas, Phillip. "George Catlin: Pictorial Historian of Aboriginal America". En: Natural History Magazine. Nueva York: American Museum of Natural History, diciembre de 1972 (b).
  • Enciclopedia del arte en América. Biografías, II. Buenos Aires: Omeba, 1968-1969.
  • Manthorne, Katherine Emma. Tropical Renaissance. North American Artists Exploring Latin America, 1839-1879, I. Washington-Londres: Instituto Smithsoniano, 1989.
  • Stovall, Bates M. "Frontier Painter". En: Natural History Magazine. Nueva York: American Museum of Natural History, noviembre de 1954.
  • The Dictionary of American Biography. Nueva York: Charles Scribner's Sons, 1929.
  • Wissler, Clark. "The Catlin Paintings". En: American Museum Journal. Nueva York: American Museum of Natural History, 12 de marzo de 1912.

Créditos

Comentarios

<comments voting="Plus" />

Herramientas personales

Buscar en Google


Consultar el DRAE