• LA TAREA PENDIENTE DE ESCRIBIR LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO DE FORMA COLECTIVA,   
  • UN PROYECTO COLABORATIVO PARA TODOS LOS ESTUDIOSOS, ESPECIALISTAS Y ARTISTAS VENEZOLANOS,   
  • TODA LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO EN UN PORTAL AL ESTILO DE LA WIKIPEDIA.   

Monasterios, Rafael

De WIKIHISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO
Saltar a: navegación, buscar


Rafael Monasterios
13 figura.jpg
Nombre completo Rafael Monasterios
Nacimiento 22 de noviembre de 1884, Barquisimeto, Edo. Lara
Fallecimiento 2 de noviembre de 1961, Barquisimeto, Edo. Lara
Nacionalidad Venezolano
Área Pintor
Firma


Cargando mapa...

Vida y obra

Pintor. Hijo de Pedro Monasterios Herice, dibujante y calígrafo, y Amalia Ramos. Huérfano de padre, Juan Pablo Wohnsiedler se encarga de su educación y lo inscribe en las primeras clases de pintura de Eliécer Ugel en 1891 sin embargo, en 1901 se unió a las fuerzas de la revolución Libertadora, que se levantaron en contra del gobierno de Cipriano Castro, bajo las órdenes del coronel Eleazar Segovia. Derrotado el movimiento insurreccionista, Monasterios regresa a Barquisimeto. En 1906 participó en la "Exposición regional de Lara", donde recibió una mención honorífica por una copia de un paisaje. Dos años después, en 1908, se traslada a Caracas con una pensión del gobierno del estado y se inscribe en la Academia de Bellas Artes. Entre sus condiscípulos se encuentra Manuel Cabré, quien lo retrata en 1909 (colección GAN). A fines de 1910 llega a España para estudiar en la Escuela de Artes y Oficios de La Lonja de Barcelona. Entre 1911 y 1912 estudia dibujo del natural y perspectiva con Vicente Climent y José Calvo, y al año siguiente colorido, composición y dibujo del natural con Vicente Borrás Abello y Vicente Climent. Desde Europa envía una obra al I Salón Anual del Círculo de Bellas Artes, celebrado en 1913, que fue considerada por Leoncio Martínez como "una mancha de paisaje, ligera, confusa" (El Universal, 10 de septiembre de 1913). Se residencia en Madrid una temporada y decide viajar a París, pero los acontecimientos de la Primera Guerra Mundial lo hacen regresar a Venezuela en 1914. De Europa extrajo las imágenes y la técnica de las nuevas tendencias y el recuerdo de Zuloaga, Sorolla y Regoyos, que se traslucen en su etapa de mediados de la década de 1918.

Tras su regreso, Monasterios se residencia en Barquisimieto, donde realiza, para subsistir, decoración de interiores, adornando con estampas los muros de residencias privadas. De esta etapa es su decoración de la cúpula del templo de San Juan de Cabudare, donde representó a los cuatro evangelistas en el techo, hoy desaparecido. También realizó un mural de tema urbano en la casa de Pío Tamayo en El Tocuyo, y decoró la casa del general Jacinto Fabricio Lara en Barquisimeto. En Caracas decorará la residencia de la familia Otengo y en Capaya la capilla de la hacienda Pacheco. Para 1917 se encuentra en Caracas, donde coincide con los integrantes del desfalleciente Círculo de Bellas Artes, algunos de ellos antiguos condiscípulos de la Academia de Bellas Artes. Monasterios trabaja en el Cajón de Monos, el taller del Círculo ubicado en el barrio de Pagüita, y realizó pinturas al aire libre. En 1918 exhibió por primera vez un cuadro, Corral detrás del Teatro Caracas (colección Museo Caracas, Palacio Municipal, Caracas), en el salón de la Fotografía Manrique. La obra es adquirida por Nicolás Ferdinandov, con quien establece una fecunda amistad: viajan juntos a Margarita, donde se dedicaron a pintar paisajes margariteños, preocupándose primero por la luz y luego por el factor del tiempo. El 16 de enero de 1920 se realiza una "anticipación de vernissage" en el que se abre una singular exposición organizada por Ferdinandov con obras propias, de Reverón, Monsanto y Monasterios en el gran salón de la UCV (Actualidades, 19 de enero de 1920). Monasterios presentó en esa ocasión unas 30 telas realizadas tras un corto viaje a Margarita, donde realizó paisajes que fueron celebrados por la prensa (Actualidades, 15 de febrero de 1920). El pintor se mudó a la pensión de los Linares Carvajal, donde conoció a Isabel Teresa Linares, con quien se casa en 1920. Una hija de ambos, Violeta Monasterios Linares, llegará a ser subdirectora de la Escuela Cristóbal Rojas. Su pintura en aquella época era considerada decorativa (E.M., 1920). Por entonces Monasterios colabora en diversas publicaciones, ilustrando artículos; también pintó afiches y carteles de cine. Practicó el dibujo humorístico libre y el dibujo publicitario. En 1921 publicaba dibujos en Billiken (3 de diciembre) y en marzo de 1922 excelentes escenas taurinas en la revista Actualidades (números 12 y 13). De esta época es Paisaje de Los Caobos (1924, colección GAN). Para 1925 envía algunos cuadros a una exposición de pintura española en Suiza.

En 1927 conoce la colección de arte de John Boulton, en la cual estudió a los impresionistas y a los pintores de la escuela de París. A partir de ellos concibió un nuevo concepto de composición: el blanco en el centro del cuadro se convertiría en adelante en el punto de equilibrio entre ambos lados. Este esquema compositivo permanecerá por muchos años en la obra del artista. También en 1927 realiza su primera exposición individual con cuarenta telas de tema local. En 1928 trabaja para la Caribbean Petroleum Corporation, que le encomendó la realización de algunas maquetas de campos petroleros que iban a ser enviadas al Pabellón de Venezuela en la Gran Feria Internacional de Sevilla (España). Estando en Maracaibo, trabajando en ese proyecto, recibe la noticia de la muerte de su esposa. Monasterios se traslada a España y permanece en ese país un año. En 1930 inicia su etapa de bodegones, en la cual se deja ver la influencia de Federico Brandt. Ese año es nombrado profesor de pintura y paisaje de la Academia de Bellas Artes, cátedra que ocupará hasta 1936. En 1932 pintó tres murales en la Capilla del Santísimo Sacramento del templo de San José en Cagua (Edo. Aragua). Los motivos fueron tres escenas del Nuevo Testamento: el lateral derecho, el tema de las Bienaventuranzas; el lateral izquierdo, la entrada de Jesús en Jerusalén, y el tercer mural, el tema del Calvario. Roldán Esteva-Grillet, al comentar esta faceta del artista ha señalado: "es de advertir que resulta del todo inútil tratar de reconocer en estas imágenes algún indicio particular de la pintura monasteriana más conocida y significativa, la de caballete. Rafael Monasterios y Rafael Ramón González [partícipe también en la decoración de la iglesia] más que una obra de sello personal pusieron sus buenos oficios académicos al servicio de una decoración" (1988, p. 72). En 1938 fue designado director de la Escuela de Artes Plásticas de Barquisimeto, que hoy lleva su nombre.

En 1940 regresa a Caracas y retoma el oficio de realizador de carátulas de revistas y avisos. Al año siguiente vuelve a las actividades pedagógicas, ejerciendo el papel de director de la Escuela de Artes Plásticas del Zulia. También en 1941 recibe el Premio Oficial de Pintura en el II Salón Oficial con su obra El torreón de Caricuao, fechado en 1930 (colección GAN). En 1942 se encuentra en Caracas dictando la cátedra de dibujo aplicado en la Escuela Superior de Artes y Oficios para Mujeres (Caracas). Ocho obras suyas fueron expuestas en la "Exposición del paisaje venezolano" de 1942 en el MBA, entre ellos su Silla de Caracas de 1917. Al año siguiente viaja a los Andes y en 1948 a Valencia y Maracay. Alfredo Boulton organiza en 1945 una exposición de su obra en el MBA en la cual reunió 35 obras, la mitad de ellas paisajes andinos. Para los años cincuenta, Monasterios había expuesto en Bogotá y Nueva York, participando activamente en los salones nacionales y en muestras en el exterior. En 1954 forma parte del envío venezolano a la Bienal de Venecia; ese mismo año figura en la II Bienal de Arte Hispanoamericano en La Habana y, en 1955, en la "Exposición internacional de pintura" organizada por el Ateneo de Valencia (Edo. Carabobo). En 1956 es incluido nuevamente a la Bienal de Venecia, esta vez entre obras de artistas jóvenes que incursionaban en el abstraccionismo (Alejandro Otero, Mateo Manaure). Monasterios es jubilado por el ME en 1957 y organiza su primera retrospectiva en la cual estaba presente su amplia temática: desnudos, bodegones, paisajes, retratos y escenas costumbristas. Boulton vuelve a organizar una nueva muestra del artista con su producción paisajística. En 1960 regresa a Barquisimeto, donde realiza sus últimas obras antes de fallecer al año siguiente. Su vida como pintor tuvo grandes altibajos; sus obras comenzaron a ser valoradas a partir de los años veinte en la cual realizó retratos y cuadros de tema criollista (como La fiesta de San Juan, 1924, colección Margot de Alfonso Ravard), que esporádicamente siguieron apareciendo en su producción, además de sus primeros paisajes. Su preocupación por aquel entonces era el color, sus pinceladas buscaban una textura entre la materia pictórica y los granos del lienzo. En la etapa de los bodegones y las naturalezas muertas (1930), la pincelada se hace más liviana y comienza a trabajar tonos más claros. Al volver a su ciudad natal, sus paisajes cambian, se hacen más planos, la composición más abierta y exenta de detalles. Al final de su producción paisajísitica, el artista logró conseguir una composición sintetizada que capturaba la esencia de la luz. De su obra él expresó: "mi principal preocupación es lograr el equilibro en la luz y el color del paisaje, y estos detalles los he estudiado a fondo" (Pineda, 1950). Alfredo Planchart se refirió a Monasterios en los años treinta en los siguientes términos: "si generalmente interpreta el color descomponiéndolo, no por eso llega a un divisionismo típico; su afán de luminosidad y su modo de resolverlo lo declaran influido por la estética impresionista; en algunos de sus últimos trabajos se presenta más claramente bajo otra faz, apuntada ya en obras anteriores, tratando la composición por grandes planos de color y estudiando a fondo esos planos, para colocarlos en su propio ambiente y lugar. Como la pincelada de Monasterios es siempre breve, cuando quiere llenar espacios donde la luz tiene cambios súbitos e imprecisos, recurre al empleo de varios toques repetidos de colores cambiantes" (1979, p. 230).

Obras de Rafael Monasterios

Exposiciones individuales

  • 1927 Club Venezuela, Caracas
  • 1945 "Cuadros de Rafael Monasterios", MBA
  • 1948 Escuela de Artes Plásticas, Barquisimeto
  • 1956 Galería Lauro, Caracas / Centro Teatral de Maracay
  • 1958 Sala Mendoza
  • 1961 Escuela de Artes Plásticas Rafael Monasterios, Maracay

Exposiciones póstumas

  • 1968 "Cuarenta obras maestras de Rafael Monasterios", MBA
  • 1970 "Vida y obra", BN
  • 1971 "Homenaje al maestro Rafael Monasterios", Galería Durban, Caracas
  • 1981 "Obras maestras de Rafael Monasterios", MACC / "Exposición homenaje al vigésimo aniversario de la muerte de Rafael Monasterios", Galería de Arte Universitaria Rafael Monasterios, Ucla
  • 1984 "Regiones para la imagen", GAN
  • 1985 "Tres hombres; un tiempo; una ciudad", Museo de Barquisimeto

Premios

  • 1906 Mención honorífica, "Exposición regional del estado Lara", Barquisimeto
  • 1937 Diploma y medalla de plata, "Exposición internacional", París
  • 1941 Premio Oficial de Pintura, II Salón Oficial
  • 1948 Premio Cristóbal Rojas, II Salón Anual de Artes Plásticas, Instituto Cultural Venezolano Soviético, Caracas
  • 1949 Premio Arístides Rojas, X Salón Oficial / Segundo premio, Salón Planchart
  • 1950 Primer premio, Salón Planchart
  • 1951 Premio Antonio Edmundo Monsanto, IX Salón Arturo Michelena
  • 1955 Premio José Gil Fortoul, XVI Salón Oficial
  • 1956 Tercer premio, II Salón Julio T. Arze
  • 1957 Premio Federico Brandt, XVIII Salón Oficial / Premio Julio T. Arze, XVIII Salón Oficial
  • 1958 Premio Armando Reverón, XIX Salón Oficial
  • 1960 Premio Rotary Club, Caracas
  • 1961 Primer premio, VII Salón Julio T. Arze

Colecciones

Banco Mercantil, Caracas / BCV / BN / Centro de Historia Larense, Barquisimeto / Colección Cisneros, Caracas / Escuela de Bellas Artes, Barquisimeto / Fundación Boulton / GAN / INH / Instituto de Cultura, UCV / MBA / Museo Caracas, Palacio Municipal, Caracas / Residencia Presidencial La Casona, Caracas

Fuentes

  • Boulton, Alfredo. Historia de la pintura en Venezuela, II. Caracas: Editorial Arte, 1968. Segunda edición en Caracas: Armitano, 1975.
  • Boulton, Alfredo. La obra de Rafael Monasterios. Caracas: Gráficas Edición de Arte, 1969.
  • Calzadilla, Juan. Pintores venezolanos. Caracas: ME, 1963.
  • Calzadilla, Juan. Pintura venezolana de los siglos XIX y XX. Caracas: Litografía Tecnocolor, 1975.
  • Calzadilla, Juan. Rafael Monasterios. Caracas: ME-Sociedad de Amigos del MBA, 1962.
  • E.M. "El pintor Monasterios". Citado en: Planchart, Alfredo. La pintura en Venezuela. Buenos Aires: Imprenta López, 1956. Segunda edición en Caracas: Editorial Equinoccio, 1979. Publicado originalmente en: Actualidades. Caracas, febrero de 1920.
  • Erminy, Perán y Juan Calzadilla. El paisaje como tema en la pintura venezolana. Caracas: Shell de Venezuela, 1975.
  • Esteva-Grillet, Roldán. Rafael Monasterios. Un artista de su tiempo. Caracas: Tropykos, 1988.
  • Palenzuela, Juan Carlos (compilador). Leoncio Martínez, crítico de arte 1912-1918. Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1983.
  • Paz Castillo, Fernando. Entre pintores y escritores. Caracas: Editorial Arte, 1970.

Créditos

  • Galería de Arte Nacional (GAN) http://www.gan.gob.ve
  • Carlos Eduardo Morillo. Estudiante de la Licenciatura en Historia del Arte en la Universidad de los Andes

Comentarios

<comments voting="Plus" />

Herramientas personales

Buscar en Google


Consultar el DRAE