• LA TAREA PENDIENTE DE ESCRIBIR LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO DE FORMA COLECTIVA,   
  • UN PROYECTO COLABORATIVO PARA TODOS LOS ESTUDIOSOS, ESPECIALISTAS Y ARTISTAS VENEZOLANOS,   
  • TODA LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO EN UN PORTAL AL ESTILO DE LA WIKIPEDIA.   

Pérez Mujica, Andrés

De WIKIHISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO
Saltar a: navegación, buscar

LogoFaltanArchivosMediawiki.png Este artículo o sección necesita completarse con fotos de las obras, foto personal del artista y otra información de interés.


Andrés Pérez Mujica
Nombre completo Andrés Pérez Mujica
Nacimiento 15 de noviembre de 1873, Valencia, Edo. Carabobo - Venezuela
Fallecimiento 18 de diciembre de 1920, Valencia, Edo. Carabobo - Venezuela
Nacionalidad Venezolano
Área Escultor y pintor
Firma


Cargando mapa...

Vida y obra

Escultor y pintor. Hijo del doctor Rafael Pérez y Petronila Mujica. En 1883 su padre lo inscribe en la academia que dirigía Juan Antonio, compartiendo la responsabilidad docente con su hijo Arturo. Las lecciones de pintura fueron interrumpidas en 1885 a raíz del viaje del joven Michelena al exterior, becado por el gobierno de Joaquín Crespo. En 1886, Pérez Mujica, sin mayor interés, inició los estudios de bachillerato que suspendió a finales de 1888, cuando obtuvo el permiso familiar para trasladarse a Caracas, en cuya Academia de Bellas Artes se inscribió en enero de 1889. Allí tomó clases de dibujo al natural y pintura con el director del instituto, Emilio J. Mauri. En agosto de 1890 regresa a Valencia. De esta época datan sus primeros cuadros conocidos, entre ellos Flores en un jarrón. Concluyó sus estudios de bachillerato en el Colegio Federal de Primera Categoría de Carabobo y, en 1895, se matriculó en el curso de mineralogía y geología de la UC, que no llegó a terminar, pues regresa a Caracas en 1897. De nuevo en la Academia, además de los estudios de pintura con Mauri, tomó lecciones de escultura con Ángel Cabré i Magrinyà; entre sus condiscípulos figuraban Federico Brandt y Lorenzo González. Publicó dibujos en El Cojo llustrado (15 de febrero de 1904) y El Tiempo. En este campo, Juan Calzadilla reconoce que "el dibujo en Pérez Mujica se hace autónomo para convertirse en medio de expresión" (1981, p. 227). En 1899 le fue asignado el Primer Premio de Escultura en el certamen de la Academia con El llanero, llamada también El guitarrista venezolano; también en ese año obtuvo un accésit en pintura con La bendición de Jacob y otro en escultura con El peleador, en los premios de arte otorgados por el Gobierno a los estudiantes de esas especialidades. En 1900 entró a trabajar en el taller particular de Cabré i Magrinyá, donde realizó imágenes de culto (una Virgen Auxiliadora y un Santo Cuerpo para la Iglesia de La Pastora) y en la marmolería de Julio Roversi, donde colaboró en los planos para la columna que se erigiría en la sabana de Carabobo y en los bocetos para un monumento de los soldados de la Restauración. El Gobierno regional de Carabobo le asignó una subvención de 120 bolívares para que continuara sus estudios en la Academia de Bellas Artes (Gaceta Oficial del Estado Carabobo, 30 de septiembre de 1900). De 1900 es el único autorretrato conocido del artista y su notable escorzo en óleo sobre tela Antes de la autopsia. Al año siguiente obtuvo otros premios: por Picón, tipo popular de Valencia (1893, colección GAN) le fue otorgada una medalla en el certamen pictórico promovido por el Gobierno de Carabobo, y, por El sátiro en acecho, el primer premio en escultura en el concurso anual de la Academia de Bellas Artes (El Cojo Ilustrado, 1 de septiembre de 1901). Por esos años Pérez Mujica talló un San José en madera de tamaño natural y un Santo Cuerpo en madera para la Iglesia de Río Chico (Edo. Miranda), y en 1902 una Virgen de Lourdes para la Iglesia Parroquial de Villa de Cura (Edo. Aragua). El año 1903 abrió otras posibilidades para el joven escultor: ganó el certamen para levantar un monumento al general José Antonio Páez con su Vuelvan caras y el gobierno de Cipriano Castro le otorgó una pensión mensual de trescientos francos y los gastos de viaje a París, a fin de que continuara sus estudios.

El 8 de febrero de 1903 se embarcó hacia Europa en compañía de Eloy Palacios, quien iba a encargarse de la fundición del monumento a Páez. Pérez Mujica presentó las pruebas reglamentarias y fue admitido como alumno del reconocido Jean-Antonin Mercier en los cursos de pintura y escultura de la Escuela Nacional y Especial de Bellas Artes de París. En el Salón de Artistas Franceses de 1905 fue aceptada la escultura Lucrecia; también en ese año se inauguró el monumento a Páez en Caracas, cuyo vaciado fue firmado por Palacios. Durante algunos meses el artista trabajó como escribiente en la legación de Venezuela. Admitido nuevamente en el Salón de Artistas Franceses de 1906 con El indio combatiente, llamada posteriormente Guaicaipuro (fundido en 1924, actualmente en una plaza de Los Teques) y El baño, se convirtió en el primer escultor venezolano en recibir mención de honor en ese evento. Después de un viaje por Italia, instaló su taller en París y comenzó a recibir encargos. En 1907 volvió a concurrir al Salón de Artistas Franceses. Pérez Mujica regresó en l908 a Venezuela para visitar a su familia y retornó a Europa al año siguiente con el nombramiento de cónsul en Trieste (Italia); se residenció en Roma y permaneció en esa ciudad hasta 1910, realizando pinturas de calidad impresionista, como Calle de Nápoles o el Puente Milvio. Cuando se eliminó el consulado a su cargo Pérez Mujica decide establecerse en París. Una vez reabierto su taller en esa ciudad, a principios de 1911, trabajó intensamente modelando los bustos de Ambrosio Plaza y Manuel Cedeño para el Parque Carabobo en Caracas, y preparando el boceto para la estatua del prócer colombiano Camilo Torres (actualmente en el Trébol de la Bandera, Avenida Nueva Granada, Caracas), que también le había sido encargada desde Venezuela. A fines de ese año conoció a Tatiana Ciedlowky, su futura esposa. En 1912 continuó dedicado a su producción escultórica: realizó la estatua de Torres, dos versiones de Alma (una en el panteón de la familia Franklin en el Cementerio General del Sur, la otra en la colección sucesión Pérez Mujica) y El fauno y La bacante. Durante 1913 con La bacante culminó, a juicio de Hugolino Hernández, el "proceso iniciado por Andrés en 1904 con la estatua de Páez, tendiente a lograr la captación del movimiento en la materia inerte" (1971, p. 129). Dicha obra fue presentada en 1928 por la viuda del escultor en la Exposición de la Sociedad Nacional de Bellas Artes de París y fue distinguida con una mención de honor. Durante 1914 el artista concurrió a dos eventos: el Salón de Artistas Franceses, con El coleador, y la Exposición de la Sociedad de Artistas Independientes; asimismo recibió el anuncio de que el Gobierno venezolano había resuelto otorgarle una pensión mensual de quinientos francos; al estallar la Primera Guerra Mundial, viajó a España con la familia Ciedlowky, y aprovechó su permanencia para pintar varios cuadros, entre ellos La Moncloa. En febrero de 1915 se realizó el matrimonio con Tatiana y, ante el anuncio del avance de las tropas alemanas, volvió a París para desocupar el taller y preparar su regreso a Venezuela; la necesidad de reducir el equipaje y la imposibilidad de disponer de un depósito para su obra escultórica le obligaron a destruir gran parte de ella.

En abril de 1915 ya se encontraba instalado con su esposa en el Colegio Sucre, situado en Los Dos Caminos, en las cercanías de Caracas; organizó allí un pequeño taller y se dedicó principalmente a pintar los paisajes de los alrededores. Recibió varios encargos de esculturas y, a pesar de su delicado estado de salud, los llevó a buen término: Jesús de la Buena Esperanza (Iglesia de San José de Valencia, Edo. Carabobo), Jesús con el niño (tumba de Mercedes Limardo en el Cementerio General del Sur) y la estatua del doctor Cristóbal Mendoza. Con la comisión oficial de encargarse de la fundición de esta última regresaron él y Tatiana a París en 1917; en esa ciudad pintó numerosos paisajes, pero a principios de 1919 tuvo que ser internado en un hospital. Una vez recuperado, viajó a Venezuela a fines de año. Nuevamente en Los Dos Caminos, se vio en la necesidad de llevar una vida de reposo, interrumpida escasamente por breves salidas al campo para pintar. De esa época son los cuadros Crepúsculo de Los Dos Caminos, Paisaje de Los Dos Caminos y Bucares en flor (colección GAN). A mediados de 1920 regresa a Valencia (Edo. Carabobo) donde fallece a finales de año. En 1943 el Concejo Municipal de Valencia (Edo. Carabobo) creó el Premio Andrés Pérez Mujica, a raíz de celebrarse el I Salón Arturo Michelena, y desde entonces constituye uno de los galardones más importantes dentro de la plástica nacional. Su obra Lucrecia, originalmente en yeso, fue fundida en bronce en 1965 y actualmente ambas pertenecen a la colección GAN. La obra escultórica de Pérez Mujica alcanza sus mejores expresiones en los desnudos, en lo que ha coincidido la crítica cuando remarca que el excesivo gusto por la anécdota y lo literario prevalecen sobre los valores plásticos. Juan Calzadilla ha escrito al respecto: "a diferencia de los escultores venezolanos que le habían precedido, él tiene el mérito de ensayar una temática variada, donde pudo expresarse con más libertad, sin limitarse al trabajo de encargo. Ciertamente, sigue las tendencias anecdotistas del Salón de los Artistas Franceses, donde expuso por primera vez en 1906 un monumento a Guaicaipuro […]. En 1908 vuelve a exponer en el Salón, ensayando aquí un lenguaje más despojado, capaz de transmitir a la forma exterior la fina sensibilidad luminosa del modelado de Rodin, para interpretar con sentido moderno el mito de Prometeo. Siguiendo las tendencias oficiales de moda en el Salón, Pérez Mujica incide, como ningún escultor venezolano, en los temas eróticos, en el desnudo femenino, género en el que llega a destacar […]. Pérez Mujica introduce la anécdota en el desnudo, insinúa una sensualidad lúbrica, subrayada por los títulos de temas inspirados en la erotología grecolatina […]. El fuerte de Pérez Mujica es el desnudo femenino y en este género podría ser considerado como el más completo de nuestros escultores. Con todo y su versatilidad, sentimos en Pérez Mujica la falta de unidad estilística. No llega a dejarnos una obra de artista moderno. Su trabajo parece vacilar en medio de tanteos en los que tan pronto descubrimos al excelente escultor de la forma humana, como al artista que hace concesiones al gusto decadente, o que avizora un estilo sin anécdota, contraído a la expresión de las formas para luego caer en las mixtificaciones históricas" (1977, pp. 31-32).

Exposiciones póstumas

  • 1939 MBA
  • 1940 Club Venezuela, Caracas
  • 1972 Galería Il Caravaggio, Caracas


Premios

  • 1899 Premio de escultura, Academia de Bellas Artes / Accésit al premio de pintura y de escultura, Academia de Bellas Artes
  • 1901 Medalla de honor, Certamen de Pintura, Valencia, Edo. Carabobo / Premio de escultura, Academia de Bellas Artes
  • 1903 Premio, Concurso para el Monumento al General José Antonio Páez, Academia de Bellas Artes
  • 1904 Accésit, Concurso del Monumento a Carabobo, Caracas
  • 1906 Mención de honor en escultura, Salón de Artistas Franceses

Premios póstumos

  • 1928 Mención de honor en escultura, Exposición de la Sociedad Nacional de Bellas Artes, París

Colecciones

Cementerio General del Sur, Caracas / Concejo del Municipio Libertador, Caracas / GAN / Iglesia de La Pastora, Caracas / Iglesia de San José, Valencia, Edo. Carabobo / Iglesia Parroquial, Villa de Cura, Edo. Aragua / Maraven, Caracas / Museo de Arte e Historia de Valencia Casa de los Celis, Valencia, Edo. Carabobo / Parque Carabobo, Caracas / Urbanización El Trigal, Valencia, Edo. Carabobo

Fuentes

  • Andrés Pérez Mujica. Caracas: OCI, sin fecha.
  • Andrés Pérez Mujica. Valencia: Ediciones de la Dirección de Cultura de la UC, 1974.
  • Arcay, Luis Augusto. "Una vida venezolana: Andrés Pérez Mujica". En: El Farol, XXV, 207. Caracas: Creole Petroleum Corporation, octubre-diciembre de 1963, pp. 12-16.
  • Archivo MBA.
  • Calzadilla, Juan y Pedro Briceño. Escultura/escultores. Un libro sobre escultura en Venezuela. Caracas: Maraven, 1977.
  • Calzadilla, Juan. Espacio y tiempo del dibujo en Venezuela. Caracas: Maraven, 1981.
  • Cinap, P 34.
  • Hernández, Hugolino. Andrés Pérez Mujica, la voluntad hacia la gloria. Vida y obra de un artista venezolano. Madrid: IMNASA, 1971.

Créditos

Comentarios

<comments voting="Plus" />

Herramientas personales

Buscar en Google


Consultar el DRAE