• LA TAREA PENDIENTE DE ESCRIBIR LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO DE FORMA COLECTIVA,   
  • UN PROYECTO COLABORATIVO PARA TODOS LOS ESTUDIOSOS, ESPECIALISTAS Y ARTISTAS VENEZOLANOS,   
  • TODA LA HISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO EN UN PORTAL AL ESTILO DE LA WIKIPEDIA.   

Belsky, Iván

De WIKIHISTORIA DEL ARTE VENEZOLANO
Saltar a: navegación, buscar
Iván Belsky
IvanBelsky FotoPersonal.png
Nombre completo Iván [Chariston] Belsky
Nacimiento Ucrania 08/10/1923
Fallecimiento Toronto (Canadá) 26/11/2003
Nacionalidad Polaco-Ucraniano
Área Pintor y escultor
Firma FirmaIvanBelsky.png


Cargando mapa...


Biografía

Artista especializado en pintura monumental (Murales), retratos, composiciones épico históricas, escenas tradicionales, paisajes y gráficos. Se distinguió por la habilidad y la rapidez de ejecución de sus obras.

Influenciado por Rubens y Rembrandt, Iván Ch. Belsky se autodefinió -en entrevista- como creador de estilo barroco propio. Dijo: “El resto es mi propia experiencia, mi propia investigación, mis propios estudios, los cuales tienen que ver con el más grande de todos los tiempos -según él- Rubens”. [1] Siguió las ideas expuestas en el libro “La superación del arte” (1923), de Alexander Dorner, teórico del arte nacido en Hannover.

Iván Ch. Belsky nace en Polonia 13 de julio de 1923, fue criado en Ucrania. Como polaco-ucraniano tuvo formación católica ortodoxa, estas creencias lo ayudarán a superar situaciones difíciles. Contaba el mismo que llegó a leer la Santa Biblia cinco veces.

Desde los 8 años tuvo aptitudes para las artes plásticas. Fue llevado por el profesor G .D. Haiworenski. Estudia en el Instituto de Bellas Artes de Dnipropetrovsk, tercera ciudad en importancia de Ucrania a orillas del río Dnieper. Participa en exposiciones en la antigua URSS y recibe varios premios nacionales y provinciales. Era políglota, hablaba ucraniano, ruso, alemán, italiano y español.

Rusia fue invadida por los alemanes nazis en 1941. Por la facilidad para los idiomas, Iván Belsky tuvo que hacer de intérprete del ejército enemigo para sobrevivir y lo movilizaron a varios países. Logra escapar de los alemanes y de los soviéticos. Gran parte de su familia había muerto.

Merece arqueo y estudio las obras de Belsky de sus años europeos, trabajó como artista profesional en Polonia, Austria, Alemania, Italia e Inglaterra.

Llega a Caracas en 1948, atraído por la fama de Venezuela como destino promisor para emigrantes y exiliados. De inmediato busca relacionarse con el ambiente artístico de la capital. Conoció y frecuentó a artistas como Tomás Golding, Manuel Cabré, Luis Alfredo López Méndez, Armando Reverón, entre otros.

El pintor tachirense, nacido en La Grita, J. A. Mora aporta el testimonio siguiente: “Hacia la mitad de la década de los ´50 conocí a Iván Belsky en los terrenos de la hacienda La Urbina, estaban allí pintando al “aire libre” maestros de la pintura como Manuel Cabré, Joaquín Caicedo, Leopoldo La Madriz, Trino Orozco y yo de pichón de artista. Hice amistad con Belsky y a él debo parte de mi carrera, lo acompañé a los Andes, cuando hizo las pinturas de la Catedral de Mérida y del Museo Histórico de Trujillo”. (J. A. Mora y su esposa Eloina Aguilar de Mora, por décadas amigos la familia Belsky, han facilitado completar los datos biográficos y la catalogación de obras para Vereda, wiki_artevenezolano).

La vocación multiplicadora de Belsky se repite a donde va. Contribuyó a la formación de artistas a donde vivió y trabajó: Caracas, Maracay, Mérida, San Cristóbal y Trujillo.

Miembro del grupo Artistas Independientes participó en varios Salones. Igualmente participó en el Salón Oficial de Arte Venezolano en el Museo de Bellas Artes; y, en exposiciones individuales y colectivas.

El emigrante con trauma de guerra Iván Ch. Belsky desarrolla una crisis de fe, la cual superará con el tiempo. Dijo a Monseñor José Humberto Quintero, con quien tuvo buena amistad, en entrevista para otorgarle el contrato de las obras de arte de la Catedral de Mérida: No creo “ni en Dios, ni en Satanás, ni en sus vírgenes. Yo no creo en nada. Yo soy de la Unión Soviética, allá no hay Dios” [1] Roldán, Iván (1991): “El Ateo que pintó la Catedral de Mérida”, en: Diario Frontera, Mérida, P-p: 6ª.(Falta fecha y año).

El artista es recordado como persona de trato afable, conversadora con momentos de espiritualidad, gran fumador y bebedor ocasional de vodka. Creía en el valor medio de la obra en el mercado del arte. “Mientras más accesibles son los precios de una pintura, más te encargan y más vendes”.

Vida venezolana

El artista descubre las bellezas naturales andinas, comienza a pintar paisajes. Fue profesor en la escuela Monseñor Contreras en Valera (Trujillo) en 1950, en el Plan Vocacional de Artes Plásticas, orientado a personas con talento y aptitudes hacia las artes plásticas. [2]

Los primeros vínculos de trabajo en Caracas fueron con el estrato militar, tiempos de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez. Fue contratado para pintar “Vuelvan Caras”, mural de 2.50 x 1.5 m., en la entrada de la Comandancia General del Ejército. La base aérea de Boca del Río de Maracay conserva varias pinturas de figuras humanas a caballo. Belsky dominaba la anatomía y fue magnífico retratista.

Su llegada a Mérida en 1957 fue producto de la causalidad. “Tenía donde tenía que estar en el momento preciso”. Por invitación de un amigo que lo mejoraba en la práctica del español, fue a pasar uno días en la ciudad. El propietario del hotel–bar–restaurante Kontiki, en la Av. 3 cruce con calle 19 en el casco viejo de Mérida, contrato a Belsky un mural por la cantidad de 5.000 bolívares.

En plena faena del mural, pasó por el lugar el arquitecto responsable de las obras de la Catedral y le llamó poderosamente la atención. Envió a un amigo e invitó a Belsky a su residencia para conocerlo. Le encargan al artista dos ángeles, poniéndolo a prueba en sus conocimientos y maestría.

Era Manuel Mujica Millán, quien nace en Vitoria (España) 26/05/1897 y muere en Mérida (Edo. Mérida) el 13/02/1963. Arquitecto español de mucho prestigio, viene a Venezuela y construye el Hotel Majestic de Caracas (1927), y fue contratado para la reforma del Panteón Nacional (1929). Se distingue como autor de viviendas emblemáticas en las urbanizaciones Bello Campo y La Florida al Este de Caracas.

Con la llegada a Mérida de monseñor Acacio Chacón Guerra (1884-1978), proclamado arzobispo coadjutor en 1927, se inicia un lento y seguro proceso de mejoras del patrimonio inmoviliario de la iglesia; entre ellas la construcción del Palacio Arzobispal y la nueva Catedral Metropolitana, la vieja iglesia había sufrido con el gran terremoto de los Andes de 1900.

El posterior nombramiento de monseñor José Humberto Quintero (1902-1984) como arzobispo titular de acrida, con derecho a sucesión del Arzobispo de Mérida, en 1953, se da mayor impulso a los trabajos. El proyecto de ampliación y reconstrucción de la iglesia catedral había sido dado a Mújica Millán. La obra quedó concluida el 9 de Octubre de 1958, fecha del Cuatricentenario de la Ciudad de Mérida.

Mujica Millán lleva a Belsky a la iglesia metropolitana y le consulta acerca de la cantidad de las pinturas que deberían haber en los espacios, ubicación específica, tamaño y ángulo visual para ser vistas desde abajo, todo de acuerdo al estilo neobarroco que tiene el edificio que será decretado Basílica Menor por el Vaticano.

Entre un grupo de 40 pintores, de proyectos de todas partes del mundo, Iván Belsky gana el concurso. Cumplidos los requerimientos, el artista tuvo entrevista con Monseñor Quintero, en la que afirma ser agnóstico, como se dijo anteriormente. La sinceridad y la seguridad de sus respuestas hacen que fuera contratado para los trabajos pictóricos del área externa e interna de la Catedral, por la suma de 300.000 bolívares. Los trabajos debían estar listos en dos años, duraron de 1958 a 1964. La técnica usada en el trabajo monumental se basa en la elaboración propia de pigmentos (Fórmulas de Rubens y de Rembrandt), que dan durabilidad e intensidad en los colores, pigmentos mezclados con pintura al óleo (marca Sminkter), traídas de Alemania, y la mezcla con distintos tipos de óxidos, cera de abejas y clara de huevo.

Destacan en la Catedral de Mérida las pinturas siguientes:

San Pedro y San Pablo, a los lados de la entrada principal, hechas en encausto (técnica pictórica desarrollada en la antigüedad), resistente a las fuertes lluvias de la ciudad.

Jesucristo triunfante ("El Alto y Sublime, el que habita la eternidad"), en el interior del templo, algunos dicen que el artista se autorretrata (un poco más joven y con barba). Frente a la Inmaculada Concepción, (Purísima Concepción), igualmente dicen que el rostro es el de la madre del artista, según nota de María Nimes del diario Frontera.

La profesora Catalina Torres en el libro La Catedral de Mérida, describe la arquitectura y reseña dos leyendas significativas. Bajo la imagen de Jesús dice: “Tú que vienes a la casa de mi padre reverénciate y ruega por tus hermanos los hombres”. Y bajo el mural de la Virgen María se lee: “Venid todos a mí, que yo ofrezco estar siempre con vosotros” [3].

Describen la autora los Ángeles y Querubines dispuestos en el entorno de los altares principales, así como los murales de San Francisco de Asís y San Francisco de Sales y los símbolos de los cuatro evangelistas (San Lucas, San Juan, San Marcos y San Mateo) en las cuatro columnas en que descansa la cúpula de capilla central o principal.

En capilla principal, Belsky pintó con brillantez y perfección 18 figuras que representan a los fundadores de las órdenes religiosas, los patriarcas de la Iglesia, los santos y al Hijo de Dios hecho hombre. Las figuras están espaciadas sobre el techo y son fácilmente visibles e identificables. El Santísimo Sacramento en el presbiterio, el Padre Eterno en el ábside, el Decálogo de la Ley con Moisés y el Profeta Elías sobre la Capilla de San José. Detalles maestros de la obra del gran artista en la Catedral Metropolitana de Mérida, una de las más hermosas del país.

Un comentario. Se ha especulado –como en muchas oportunidades con obras universales de la pintura–, que los rostros representados en los murales de la Catedral de Mérida son los de personajes reales históricos, los principales líderes de la Revolución bolchevique, sacados de una vieja revista Life. (Contradice a esta especulación lo que sigue: Primero, Belsky debido a su mala experiencia en la URSS no podía ser comunista. Segundo, el artista era amigo de Monseñor José Humberto Quintero, contratante de la obra).

Iván Belsky caso tres veces con ucraniana, con alemana, y finalmente con ucraniana-venezolana. Nadia Szymskiw llegó de 9 años con sus padres a Venezuela en 1949, vinieron de Europa y se instalan en la Colonia Tovar, luego en una finca en San Antonio de Maturín, y en Cumaná donde ella hace el bachillerato. En Mérida Nadia estudia y se gradúa de médico en la Universidad de Los Andes.

Nadia Szymskiw dama alta y elegante, conoció al artista Iván Belsky que está pintando en la Catedral de Mérida, toda una celebridad en la ciudad y en el ambiente universitario. Habría más tarde con su nombre una Galería de Arte en el Centro Comercial San Antonio, Local 33 y 34, en la Av. Andrés Bello de la ciudad. La pareja con educación, costumbres y tradiciones afines ucranianas contraen matrimonio en 1962, de la unión nacen dos hijos varones, Gregory e Igor. Hay dedicatoria del artista “a la memoria de mi hijo Gregory nacido en esta ciudad de Mérida”, en una sección del Museo Historia de Mérida (Museo Bolivariano).

Principales obras en Venezuela y Colombia:

  • Pinturas de la Catedral de Mérida (Mérida).
  • Pinturas de la Iglesia de San Francisco de Chiguará (Mérida).
  • Pinturas del Palacio de Gobierno (Mérida).
  • Pinturas del Museo Histórico de Mérida (Mérida).
  • Biblioteca Tulio Febres Cordero (Mérida) No sé si es lo mismo
  • Centro Histórico de Trujillo (Trujillo).
  • Galería de Próceres Americanos en Santa Marta (Colombia)
  • Pinturas del Palacio de Gobierno de San Cristóbal (Táchira)
  • Escuela de Aviación de Maracay (Aragua)
  • Base Aérea de Boca de Río (Aragua).
  • Galería de Personajes de Isnotú (Trujillo)
  • Pinturas del Santuario del doctor José Gregorio Hernández (Isnotú-Trujillo).
  • Ministerio de la Defensa (Caracas-Venezuela)
  • Comandancia General del Ejército (Caracas-Venezuela)
  • Colecciones privadas

Vida y obra canadiense

Los padres de Nadia Szymskiw, por razones de salud y de clima se trasladan a Toronto (Canadá), donde hay una comunidad importante ucraniana. La doctora Szymskiw los sigue y ejercerá allí la medicina. Belsky se rencuentra con la familia en la ciudad canadiense y visitará Venezuela seguidas veces, distanciando cada vez más sus vueltas a Canadá. Se divorcian en 1968.

El pintor de la Catedral de Mérida fue contratado para proyectos artísticos en Canadá en 1964: Pinturas e íconos para St Josaphat Saint of Ruthenia, catedral greco-católica ucraniana (Toronto), ejecutadas en tres años y medio; la Iglesia de St. Mary de la Dormición (Toronto); hace el proyecto de la Iglesia de St. Vladimir en Windsor, que no logra concretarse; y pinta la sede de los monjes Basilianos (Toronto). Así mismo, está representado en la colección de la Ciudad del Vaticano; y fue contratado nuevamente para realizar trabajos en el monasterio de los monjes Basilianos (Brasilia-Brasil).

Muchas obras de Belsky fueron destruidas y otras están desaparecidas. Una inundación detrás de la casa de Nadia Szymkiw en Toronto destruyó los trabajos preparatorios de la catedral St Josaphat Saint of Ruthenia, y otros trabajos. Hay un lote de unas 45 obras de Belsky desaparecidas en Venezuela.

Iván Ch, Belsky murió en Toronto, el 23 de Noviembre de 2003, su ex–esposa Nadia Szymkiw e hijos le sobreviven. http://www.jlaforums.com/viewtopic.php?t=277679478

Algunos libros

  • Man of Achivement 1977, 1978, 1979, 1980.
  • Dictionary of Intellectual Biography, 1979.
  • Who´s who in the east, 1977, 1978, 1979, 1980.
  • International who´s who of intellectuals.
  • International register of Profiles, cuarta edición.
  • Man and Women distinction.
  • Anuario de Pintura Venezolana.
  • Libro de Mérida, de José Manuel Castañón, Neftalí Noguera Mora, Editorial Arte, 1964. Editorial Arte, 1964 – 396PP.

Catálogos

  • Iván Belsky, pinturas recientes. Banco Hipotecario de Occidente. Junio 1980.
  • Biografia Iván Ch. Belsky, Galería de Arte “Iván Ch. Belsky”, S/F.

Algunas obras

En la escalera de honor a la entrada del Palacio de Gobierno, se encuentra un tríptico del pintor Iván Ch. Belsky, representa la vida urbana, la tierra llana y la vida rural del estado Mérida. Imágenes plásticas que resumen la vida cotidiana y la razón de ser del gentilicio emeritense.

Pintura

Notas

  1. 1,0 1,1 Roldán, Iván (1991): “El Ateo que pintó la Catedral de Mérida”, en: Diario Frontera, Mérida, P-p: 6ª. (Falta fecha)
  2. 1. Araujo, Carmen: “Arte trujillano del Siglo XX: Afirmación de fecundidad, belleza y simbolismo”, en: Saber ULA, http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/30386/1/ensayo1.pdf, consultado el 04 de Agosto de 2012.
  3. Torres, Catalina (1994): La Catedral de Mérida, Mérida, La India, P-p: 67.

Fuentes

  • Grupo de investigaciones de Historia (2002): Centro de Estudios Históricos de Arquitectura “Alfonso Vanegas”, Mérida, Edificar, Año 5/Número 9-10.
  • Castañón, José y Noguera, Neftalí (1964): El libro de Mérida, Caracas, Editorial Arte, P-p: 189.
  • Roldán, Iván (1991): “El Ateo que pintó la Catedral de Mérida”, en: Diario Frontera, Mérida, P-p: 6ª. (Falta fecha)
  • Torres, Catalina (1994): La Catedral de Mérida, Mérida, La India, P-p: 67, 68
  • Varona, Julián (2006): “Iván Belsky, el pintor de la Catedral”, en: Diario Frontera, Mérida, P-p: 5b. (Falta fecha)
  • Vinicio, Marco (2001): Encantadores Pueblos de Mérida, Editorial Litocentro.
  • Araujo, Carmen: “Arte trujillano del Siglo XX: Afirmación de fecundidad, belleza y simbolismo”, en: Saber ULA, *http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/30386/1/ensayo1.pdf, consultado el 04 de Agosto de 2012.
  • http://www.jlaforums.com/viewtopic.php?t=277679478publisartemerida.blogspot.com/.../ruta-del-arte-en-el-casco-central-de.ht..
  • Relación escrita por Nadia Szymskiw (Canadá)

Agradecimientos

  • J. A. Mora Moret y Eloina Aguilar de Mora (Caracas).
  • Nadia Szymskiw (Canadá)
  • José Manuel López (Estudiante de Historia del Arte).
  • Hancer Gonzales (Biblioteca Tulio Febres).
  • Amable Fernández Sosa (Historiador del Arte).
  • Delia Avilia Meza (Licenciada en Educación).
  • Juan Dugarte (Museólogo, Museo de Arte Colonial).
  • Jorge La Cruz (Estudiante de Historia del Arte).
  • Karina Fernández (Historiadora, Biblioteca Bolivariana).
  • Luis Gerardo Matheus (Biblioteca Bolivariana).
  • Jorge Nabor Avendaño Federico (Ingeniero Civil).

Créditos

  • Autor: Maldonado Bourgoin, Carlos
  • Lambda Avendaño. Estudiante de la Licenciatura en Historia del Arte de la ULA. Correo electrónico: lambdaelena@hotmail.com

Comentarios

Herramientas personales

Buscar en Google


Consultar el DRAE